Oscuros secretos sin contar — letraese letra ese

Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2021 / 01 / 07 / Oscuros secretos sin contar
× Portada Guardada!

Oscuros secretos sin contar

Han pasado diez años desde que Gabino partió desde España hacia México, siendo un niño. Ahora regresa a Madrid, en pleno periodo franquista, para reintegrarse a una familia privilegiada por el régimen, gracias al puesto de su padre como director de una prisión.

El regreso de este hijo único deja de ser plena alegría cuando se comienzan a despertar suspicacias por su acompañante, Lázaro, un bailarín mexicano a quien parece estar muy unido. En medio de un ambiente donde una “desviación” como la homosexualidad es inaceptable, todos los ojos están puestos en ellos: los de la familia Falcón, la alta sociedad que la rodea y hasta la policía. Todos se encargarán de vigilar que se hagan las cosas como deben ser.

Alguien tiene que morir es la más reciente miniserie para Netflix del director Manolo Caro, quien en solo tres capítulos pretende retratar, quizás, demasiados conflictos, quizás un conflicto demasiado profundo. El amor de Gabino por Lázaro es real, pero la forma de plantear la historia hace que la sutileza se convierta en una duda desde el principio.

En tan poco tiempo, el relato no acaba de profundizar en las diversas tramas: la persecución de los enemigos del régimen, la condena ineludible que representaba el matrimonio para las mujeres de esa época, el amor homosexual terminantemente prohibido, la corrupción y las alianzas entre las familias poderosas.

De todo y nada se habla durante los capítulos que, no obstante, conservan cierto atractivo o tal vez la esperanza de que, conforme avanzan, se comprenda mejor lo que se quiso comunicar.

Las actuaciones desiguales no ayudan a elevar el producto final. El protagonista Alejandro Speitzer (Gabino) se queda corto en intensidad, mientras que Isaac Hernández (Lázaro) brilla más en lo que mejor sabe hacer: bailar.

Sin ser un trabajo reprochable, Alguien tiene que morir sí que parece ser una obra donde todo lo mostrado se queda en la superficie.

 

Alguien tiene que morir

Dir.: Manolo Caro

Netflix, 2020

Comments
comentarios de blog provistos por Disqus