La laicidad del Estado mexicano, en grave riesgo — letraese letra ese

Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2019 / 04 / 04 / La laicidad del Estado mexicano, en grave riesgo
× Portada Guardada!

La laicidad del Estado mexicano, en grave riesgo

La intención del presidente Andrés Manuel López Obrador de conceder a todas las confesiones religiosas canales de televisión y radio públicas, con el objetivo de difundir valores morales vulnera el Estado laico porque, como afirma AMEDI (Asociación Mexicana de Derecho a la Información), “…los medios electrónicos cumplen una función social de servicio público y no de adoctrinamiento político o religioso. Porque los contenidos educativos que transmiten la radio y la televisión se basarán en los resultados del progreso científico, lucharán contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios…”

Tal concesión también tendría implicaciones graves para la democracia mexicana: atentaría contra derechos y libertades fundamentales reconocidas en la legislación existente en nuestro país, específicamente vulneraría los siguientes artículos:

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

ARTÍCULO 40.- Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa, democrática, laica, federal, compuesta de Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior; pero unidos en una federación establecida según los principios de esta ley fundamental.

Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público

ARTÍCULO 16.- Las asociaciones religiosas y los ministros de culto no podrán poseer o administrar, por sí o por interpósita persona, concesiones para la explotación de estaciones de radio, televisión o cualquier tipo de telecomunicación, ni adquirir, poseer o administrar cualquiera de los medios de comunicación masiva.

ARTICULO 21.- Las asociaciones religiosas únicamente podrán, de manera extraordinaria, transmitir o difundir actos de culto religioso a través de medios masivos de comunicación no impresos, previa autorización de la Secretaría de Gobernación. En ningún caso, los actos religiosos podrán difundirse en los tiempos de radio y televisión destinados al Estado.

Compartimos la preocupación de que en nuestro país se requiere la reconstrucción del tejido social para crear formas de convivencia basadas en valores y principios como la honestidad, el respeto, el bien común, la justicia, la igualdad, los cuales ya se encuentran contenidos en nuestra Constitución Política. En el marco de la laicidad, el Estado debe hacer valer estos principios y valores y no puede delegar esta obligación a las asociaciones religiosas porque gobierna para una sociedad plural y diversa en la que conviven personas no creyentes con personas de diferentes confesiones religiosas.

La laicidad se ha construido para defender la libertad de conciencia, así como otras libertades que se derivan de ella: de creencias, de religión, de expresión. De la misma manera permite que la diversidad y la pluralidad sean vividas de manera pacífica y armónica, lo que fortalece la vida democrática del país.

Por lo anterior, hacemos un llamado a los Poderes Ejecutivo y Legislativo a preservar la laicidad del Estado y no conceder medios de comunicación públicos a las asociaciones religiosas.

Exhortamos al Presidente Andrés Manuel López Obrador y a la Secretaría de Gobernación a garantizar las mismas oportunidades de expresión y participación que se pretende dar a las asociaciones religiosas, a otros grupos de la sociedad que durante años también han contribuido a la reconstrucción del tejido social.

Comments
comentarios de blog provistos por Disqus