Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2018 / 01 / 03 / Biblioteca prohibida
× Portada Guardada!

Biblioteca prohibida


Corría el año de 1900 cuando el Museo Británico recibió una tentadora oferta. La institución, que albergó la Biblioteca Británica hasta 1997, había sido elegida para recibir en donación la colección de un acaudalado empresario que recién había fallecido, y quien poseía una rica colección de manuscritos de Don Quijote de la Mancha y diversos materiales de Miguel de Cervantes Saavedra.

Henry Spencer Ashbee –el difunto– era un textilero victoriano. Pero su donación venía con un precio: si el Museo Británico quería tener la colección de Cervantes, debía aceptar, íntegro, otro acervo: una amplia colección de libros obscenos, a tal grado perturbadores para la moral de la época que había sido una biblioteca secreta que Ashbee atesoraba en un apartamento que había alquilado especialmente para ello.

Esta historia la cuenta Brian Watson, historiador de la pornografía y la obscenidad, en su artículo “The Victorian with a Secret” (“El victoriano con un secreto”). El investigador narra que Ashbee se dedicó a crear una de las colecciones más extensas de libros eróticos en Inglaterra, si no es que en el mundo occidental. Muchos de su ejemplares son piezas únicas que sobrevivieron a la persecución de las leyes dictadas en contra de las publicaciones obscenas.

A regañadientes, el Museo Británico aceptó el acervo completo, el cual fue mantenido en secreto hasta la década de los sesenta, cuando fue abierto a los investigadores y mostrado en parte al público. Algunos de sus ejemplares eran considerados tan obscenos que no vieron la luz sino hasta los años noventa. Ashbee, asegura Watson, estaría muy orgulloso de que sus catálogos sean consultados todavía hoy en día.

Comments
comentarios de blog provistos por Disqus