Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2017 / 12 / 06 / Los recuerdos que se van
× Portada Guardada!

Los recuerdos que se van


No recordar un compromiso importante, hablar de manera incoherente y olvidar repentinamente la idea de lo que se decía son algunos de los episodios que vive una persona cuando presenta los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer.

Se trata de una afección neuronal progresiva que se caracteriza por la pérdida del tejido cerebral que conlleva una disminución de células nerviosas. En esta patología se degeneran partes del cerebro, se destruyen células nerviosas y se reduce la respuesta de los neurotransmisores, que son los encargados de trasferir señales específicas entre las neuronas del cerebro.

En etapas tempranas las personas afectadas por esta patología son capaces de funcionar socialmente aunque tienen comportamientos extraños, debido a que sus emociones cambian de manera rápida e impredecible.

Cuando se presenta esta afección, baja el nivel de acetilcolina, un neurotransmisor implicado en la memoria, el aprendizaje y la concentración, por lo tanto, se desarrollan anomalías en el tejido cerebral que afectan de diversas formas. Tales anomalías aparecen, hasta cierto punto, en todas las personas al envejecer, pero son mucho más numerosas en las afectadas por Alzheimer.

Síntomas

Olvidar acontecimientos recientes, confusión creciente sobre acciones que se realizaban de forma cotidiana, así como no poder comprender y usar el lenguaje, son los primeros síntomas que se presentan, sin embargo, éstos pueden evolucionar de tal forma que las relaciones sociales se vean afectadas por la incapacidad de establecer conversaciones.

Los síntomas de Alzheimer son similares a las de otras demencias, de modo que al desarrollarse esta enfermedad se hace visible la pérdida de memoria (en diferentes grados), cambios en la personalidad, problemas al realizar actividades de la vida diaria, desorientación constante y comportamiento conflictivo.

Todos estos síntomas se desarrollan gradualmente. Las personas afectadas por este padecimiento pueden notar la evolución de su enfermedad en mayor medida si tienen actividades laborales debido a que la calidad del desempeño disminuye. Quienes viven con Alzheimer comienzan a tener cambios en la personalidad, de tal forma que dejan de responder emocionalmente ante situaciones que antes les generaban sensaciones satisfactorias, y tienen miedo constantemente; también se deprimen y tienen ansiedad.

Causas y diagnóstico

Hasta el momento se desconocen las causas de la enfermedad; sin embargo, los factores genéticos influyen para su desarrollo, ya que entre el 5 y el 15 por ciento de los casos que se presentan son heredados por anomalías en genes específicos. Una persona con el gen afectado tienen50 por ciento de probabilidad de transmitir el gen anómalo a su hijo. Las mujeres son más afectadas que los hombres.

El Alzheimer se desarrolla de forma gradual, de modo que, cuando es diagnosticada, se tiene por lo menos 10 años de evolución de la enfermedad.

Si bien un médico general puede observar la probabilidad de esta patología, es necesario que, ante la presencia de alguno de los síntomas mencionados, se consulte a un especialista en neurología para que realice pruebas del estado mental, análisis de sangre y pruebas de imagen para corroborar el diagnóstico de Alzheimer.

Para un diagnóstico de confirmación se requiere de la extracción de líquido cefalorraquídeo y una tomografía que permitan evaluar el estado del cerebro.

Tratamiento

En la actualidad existen fármacos que aumentan el nivel del neurotransmisor acetilcolina en el cerebro, por lo que mejoran temporalmente la función cognitiva incluida la memoria; sin embargo, estos medicamentos no retrasan la progresión de la enfermedad. Son más efectivos en personas con enfermedad leve o moderada

Para tratar a pacientes con Alzheimer, se requieren medidas generales para proporcionar seguridad y apoyo que eviten accidentes. Las personas con esta enfermedad tienen dificultades para interpretar pistas audiovisuales y auditivas, por lo que los tratamientos que incluyen música les pueden ayudar activar ciertas zonas cerebrales que estimulen los recuerdos.

Debido a que la enfermedad progresa, los pacientes requieren apoyo para comer, vestirse y asearse por lo que requieren de personas que puedan atender sus necesidades. En México existen lugares especializados para atender de manera integral a las personas con este padecimiento, en donde se incluyen terapias innovadoras para mantener la calidad de vida de pacientes; sin embargo, los costos de atención son elevados, por lo que se requiere que la población cuente con información para adaptar en la vida cotidiana la atención de un familiar que ha desarrollado esta enfermedad.

Comments
comentarios de blog provistos por Disqus