A la Conferencia del Episcopado Mexicano — letraese letra ese

Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2019 / 06 / 05 / A la Conferencia del Episcopado Mexicano
× Portada Guardada!

A la Conferencia del Episcopado Mexicano

Lamentamos las afirmaciones del monseñor Carlos Garfias Merlos, vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y arzobispo de Morelia, quien realizó penosas declaraciones sobre la pederastia y el aborto porque con ellas está justificando uno de los hechos más vergonzosos de nuestra Iglesia, que ha llevado al papa Francisco a pedir perdón un sinnúmero de veces. Estas declaraciones fueron apoyadas por Tomás Toral, vicario de la Diócesis de Cuernavaca.

Anteriormente se decía que las víctimas de los abusos querían dañar a la Iglesia y se responsabilizaba a los medios de comunicación por informar de ellos. Ahora pareciera que el arzobispo justifica los graves daños de la pederastia afirmando que la interrupción voluntaria de un embarazo es más grave que aquellos y consideramos que estas declaraciones buscan que la población desvié la mirada de la grave problemática que han propiciado un número asombroso de obispos y clérigos pederastas. Nos preguntamos:

¿Qué tan cristianas son sus afirmaciones?

¿Sus declaraciones ayudan a resolver en algo la enorme extensión de la pederastia en nuestra Iglesia?

¿Acaso busca seguir favoreciendo a esos delincuentes sexuales a pesar de que ya existe una legislación que llama a denunciar los casos y a dejar de ser cómplices?

¿Por qué equipara a las mujeres que atraviesan por una difícil y compleja situación moral con delincuentes sexuales que han y están abusando de niños, adolescentes, jóvenes, mujeres laicas y religiosas?

Llamamos al vicepresidente y a toda la CEM a reflexionar más este tipo de declaraciones porque no son cristianas, ni éticas, ni humanas. El abuso sexual es un delito grave que atenta contra la integridad, salud, dignidad y hasta la vida de las mujeres. Les llamamos a no continuar justificando los graves daños que incontables miembros de la Iglesia mexicana y del mundo han acarreado por sus actos, incluyendo las complicidades. Les pedimos que se hagan responsables de sus acciones y respondan por ellas, y no se escuden en otras personas para disminuirlas.

Lamentamos profundamente que este tipo de afirmaciones se hagan en el marco de la reciente publicación del papa Francisco: Motu proprio Vos estis lux mundi, (Ustedes son la luz del mundo), texto que el papa se comprometió a elaborar durante el encuentro anti pederastia, celebrado en 2019. En este documento  el papa establece nuevas normas para combatir en la Iglesia católica la pederastia, la violencia sexual y el abuso de poder, incluyendo la violencia contra las religiosas por parte de clérigos. Aunque estas normas constituyen un avance, las organizaciones de víctimas consideran que todavía faltan medidas más contundentes.

Por fortuna la CEM ha emitido un comunicado en el que señala como uno de sus principios básicos: denunciar el abuso ante las autoridades civiles y exponen que la responsabilidad institucional de la Iglesia en México ante un caso de delito sexual por un clérigo, implica observar no sólo lo previsto por el derecho canónico, sino también cumplir con la legislación penal mexicana.[1]

Sin embargo, consideramos que lo que debería preocupar realmente a la CEM es la cultura del abuso sexual que prima en nuestra Iglesia, producto del problema social que la Iglesia no ha querido afrontar, el ejercicio de la sexualidad, condenada desde una perspectiva de doble moral y en la que la construcción de la masculinidad se ejerce desde un poder que no se cuestiona.



[1] Barranco, Bernardo. “La CEM va más allá del texto papal sobre pederastia”, La Jornada, 15 de mayo de 2019.

Comments
comentarios de blog provistos por Disqus