Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2018 / 04 / 05 / Salud a pedir de boca
× Portada Guardada!

Salud a pedir de boca


A sus 27 años, Liliana tenía molestias en los dientes cuando ingería alimentos fríos o calientes. Sentía un ligero dolor y asumió que su boca era muy sensible. En pocos meses, notó que sus dientes comenzaban a separarse por lo que decidió acudir con una odontóloga. El diagnóstico de la especialista fue periodontitis, una enfermedad causada por un mal manejo de cepillado que propicia pérdidas dentales a mediano plazo debido a una afección considerable en los huesos de la boca.

Si bien en los últimos años se ha incrementado el número de personas que recurren a especialistas en odontología por cuestiones estéticas, existe un gran número de pacientes que desarrollan enfermedades bucales que pueden poner en riesgo su salud.

De acuerdo con la odontóloga Dafne Romero, las principales enfermedades bucales en la población mexicana son cinco y van desde caries, gingivitis, periodontitis y halitosis hasta cáncer bucal.

La más común es la caries, que se desarrolla cuando se conjuntan los ácidos y el pH de la saliva con el alimento no removido de manera correcta con el cepillado, de modo que se forman pequeños agujeros que dañan el diente con el paso del tiempo. Cuando esta afección se detecta tempranamente, se puede hacer una restauración sencilla, sin cuidados especiales más allá de la higiene adecuada; sin embargo, si no se trata, puede perderse la pieza dental, que habrá de ser reemplazada con un implante o prótesis.

La gingivitis consiste en un proceso inflamatorio de las encías generado por la acumulación de bacterias en la superficie de los dientes (placa dentobacteriana) y se incrementa cuando algunos restos de alimentos no son removidos. La manera en que la encía se protege es inflamándose con la finalidad de continuar como protección del hueso y tejido de soporte de los dientes.
Si no se tiene el cuidado necesario, la placa puede convertirse en sarro debido a que las bacterias se engrosan en la superficie de los dientes. Quienes comienzan con inflamación en las encías tienen síntomas como sangrado de éstas al morder algo duro o incluso con el cepillado dental.

La periodontitis es la consecuencia del desarrollo de gingivitis no tratada. Se desencadena cuando el sarro comienza a afectar al hueso de la boca, de tal forma que los dientes pierden fijación hasta que se caen por la constante movilidad. Una persona que tiene periodontitis debe controlarse de forma continua, de otro modo tiene mayor probabilidad de perder toda la dentadura. Los síntomas de este padecimiento consisten en sensibilidad con la temperatura (alimentos fríos o calientes), y molestias cuando se consumen ciertos ácidos como los cítricos; de igual modo el cambio de coloración en encías es una alerta para atender en breve esta afección.

La halitosis se caracteriza por la presencia mal aliento como consecuencia de las enfermedades mencionadas, (caries, acumulación de sarro, periodontitis o úlceras mal tratadas); sin embargo otras enfermedades vinculadas con afecciones en los riñones, problemas de digestión o personas con diabetes pueden generarla también.

En los últimos cuatro años, el cáncer bucal se ha convertido en una de las enfermedades bucales más comunes en México ya que su prevalencia se incrementó en 4 por ciento. Las principales causas de esta patología son el abuso en el consumo del alcohol y el cigarro, así como las exposiciones extremas al sol sin protección. Incluso las prótesis removibles que no están bien ajustadas, que propician úlceras, pueden ocasionar que las células que están dentro de la mucosa bucal muten y ocasionen cáncer.

Un cáncer bucal se puede tornar muy agresivo si no se trata a tiempo, por ello se debe prestar atención si una úlcera no cicatriza en 15 días, o si se tiene dolor en alguna zona de la boca cuando se ingieren ciertos alimentos.

Prevención
Las enfermedades dentales son prevenibles si se tiene una cultura de cuidado bucal. De acuerdo con Dafne Romero, es necesario tener una correcta higiene bucal y hacerse una limpieza profesional cada seis meses.

Una persona con diabetes se ve más afectada si desarrolla periodontitis, pues su condición acelera la pérdida de hueso, de igual modo las personas que tienen el sistema inmune comprometido, como aquellas que viven con VIH/sida no controlado, o quienes están en tratamientos por cáncer, tienen mayores probabilidades de acelerar el tiempo de pérdida de piezas dentales en caso de desarrollar periodontitis.

Si se detecta algo anormal debe ser evaluado por un patólogo para que analice el tejido afectado por medio de una biopsia con la finalidad de que se diagnostique de forma temprana cualquier padecimiento..

Comments
comentarios de blog provistos por Disqus