Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2017 / 06 / 01 / Con la grasa en la sangre
× Portada Guardada!

Con la grasa en la sangre


El vapor que emana de los puestos de comida citadinos es inhalado por transeúntes que se dirigen a sus actividades cotidianas. Es así como, día tras día, los paladares saborean con placer la oferta culinaria rica en grasas saturadas que, sin dar síntomas previos, se acumulan de forma lenta en las arterias hasta que provocan afecciones cardiacas que ponen en riesgo la salud.

La dislipidemia se presenta cuando existe una alta concentración de lípidos en el organismo que generan diferentes condiciones patológicas cardiovasculares. Xavier Escudero, cardiólogo del Instituto Nacional de Cardiología “Ignacio Chávez”, explicó que el colesterol es una molécula que viaja por la sangre y que es fundamental para las diferentes funciones de las células; sin embargo, si se excede la presencia de este elemento, daña las arterias y provoca arterioesclerosis, que es una especie de “sarro biológico”.

Debido a que el colesterol es fundamental para el organismo, el hígado lo produce por medio de gotitas de lipoproteínas de baja densidad (LDL), sin embargo se requiere en baja cantidad, es decir, sólo 25 unidades por decilitro.

Existen proteínas de alta densidad que recogen el exceso de colesterol de los tejidos (colesterol bueno) y se requieren en mayor medida porque es un sistema de limpieza del colesterol LDL.

Al menos 40 por ciento de la población mexicana ha desarrollado dislipidemia, es decir, tiene niveles inadecuados de colesterol. Esto significa que, en promedio, la población mantiene 130 unidades de colesterol LDL por decilitro que se trasporta en el cuerpo y se adhiere al sistema circulatorio; generando alto riesgo de obstrucción de las arterias que propician un infarto al corazón, infarto cerebral y muerte súbita.

La principal enfermedad cardiovascular es la cardiopatía isquémica, que se caracteriza por una formación de placas de grasa en las arterias del corazón que impide el correcto flujo de sangre, de tal forma que se propician infartos, es por ello que se considera crónico degenerativa.

Factores de riesgo

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2014), las Enfermedades Cardiovasculares (EC) fueron la primera causa de muerte con 623,000 decesos en todo el país, generados por niveles elevados de colesterol en la sangre. Estas afecciones se presentan con mayor frecuencia en países desarrollados donde existe más disponibilidad de alimentos altos en grasas saturadas.

La diabetes, al ser una enfermedad que inflama las arterias, aumenta el riesgo de tener un infarto en más de cinco veces, por ello, se debe procurar que las personas que viven con esta enfermedad tenga los niveles de colesterol bajo.

En presencia de esta enfermedad, se requiere poner atención a otros factores de riesgo como la presión arterial alta y la obesidad, ya que el colesterol se deposita de forma rápida en las arterias de personas con estas enfermedades.

Las personas con alto riesgo son aquellas que han tenido un infarto al corazón o infarto cerebral, además de problemas circulatorios. Fumar y consumir alcohol en exceso afecta el sistema circulatorio y lo hace vulnerables ante la dislipidemia, por ello, se debe calcular el riesgo para saber si se requiere tratamiento para bajar los niveles de colesterol.

En especial, las personas que viven con VIH o sida tienen más probabilidades de fallecer por enfermedades cardiovasculares debido a que los inhibidores de la proteasa (que son parte del tratamiento contra el virus) favorecen trastornos en los lípidos.

Diagnóstico y tratamiento

El colesterol total debe estar por debajo de 200 unidades por decilitro; sin embargo, se debe conocer la cifra del colesterol malo, que debe mantenerse por debajo de 100. Las personas que ya han tenido un infarto tienen alto riesgo y en ellas se debe procurar que el nivel de LDL esté por debajo de 70.

Una dieta adecuada permite disminuir el colesterol LDL; no obstante, con esta medida sólo se logra bajar entre el 10 y 15 por ciento su nivel, por lo que se requiere de apoyos farmacológicos para controlar estos niveles.

Las estatinas son fármacos seguros y eficaces para controlar el colesterol LDL, pues logran disminuirlo entre 30 y 50 por ciento y pueden usarse de manera prolongada.

En cuanto a los medicamentos disponibles para tratar el problema, el doctor Max Sharachaga, director Médico de Amgen México, dijo que los anticuerpos monoclonales reducen el colesterol DLD hasta en un 75 por ciento. De acuerdo con estudios clínicos, estos anticuerpos biotecnológicos (Evolucumab) permiten reducir el LDL a niveles de 70 mg por dl, lo que permite una reducción de muerte cardiovascular, infarto al corazón, angina, accidente vascular, entre otras.

El estar delgado y comer saludable no es garantía de tener bajos niveles de colesterol porque esto depende de cómo el metabolismo procesa sus lípidos. Debido a que la dislipidemia no causa problemas durante muchos años.

Comments
comentarios de blog provistos por Disqus