Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2017 / 05 / 03 / Igualdad de género es necesaria para el desarrollo sostenible: ONU
× Portada Guardada!

Igualdad de género es necesaria para el desarrollo sostenible: ONU


Con la finalidad de cumplir con la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de América Latina y El Caribe elaboró el documento Compromisos y ruta hacia un planeta 50-50 al 2030, el cual propone centrar las acciones para conseguir la cobertura de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas establecidas en la metodología de las cinco “P” e incidir en la reducción de las brechas de género.

Estas cinco “P” se refieren a: personas (alcanzar su dignidad e igualdad), planeta (acciones frente al cambio climático), prosperidad (desarrollo en armonía con la naturaleza), paz (sociedad libres de violencia) y partnerships o alianzas (solidaridad y participación de todas las personas).

De esta manera, se identificó que los sectores con los que se debe trabajar de manera prioritaria son los de mujeres que sufren violencia de género; las que se casan o unen a temprana edad; las que no tienen acceso a salud sexual y reproductiva; las que viven con VIH; las indígenas, afrodescendientes o migrantes; las niñas y adolescentes; las que viven con algún tipo de discapacidad, y aquellas que se encuentran en situaciones de crisis humanitaria o desastre natural.

Entre los retos que plantea el documento emitido por el organismo internacional está la necesidad de revertir, por ejemplo, el hecho de que una de cada tres mujeres en América Latina no tiene ingresos propios, menos de 20 por ciento ha obtenido beneficios de reformas agrarias, 56 por ciento tuvo que enfrentar un embarazo no planeado, 14 países de la región están entre los primeros 25 con mayores índices de feminicidio a escala global, dos de cada tres asesinatos de mujeres que se cometen en la región cumplen con los criterios para considerarse feminicidios y 1.1 millones de niñas y adolescentes de entre 15 y 19 años han experimentado violencia sexual.

Por esas razones, el texto advierte que la igualdad de género no sólo corresponde al Objetivo 5 sino que debe integrarse con todos y cada uno de los demás objetivos a fin que dicha igualdad tenga “efectos multiplicadores y de aceleración en el logro de los otros objetivos de desarrollo”.  En caso contrario, al no tratarse de manera integral las desigualdades de género y la discriminación contra las mujeres y niñas, no se lograrán los mencionados objetivos ni se alcanzará un desarrollo sostenible a escala global.

“Al priorizar la igualdad de género y el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres y niñas, avanzaremos hacia economías más prósperas, hacia sociedades más justas y en paz y hacia un planeta más sostenible”, advierte Luiza Carvalho, directora regional de ONU Mujeres para las Américas y El Caribe, al introducir el contenido de la propuesta de trabajo.

A la par de la presentación del documento se llevó a cabo la Primera Reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, en la Ciudad de México, durante la última semana de abril, y una de las conclusiones obtenidas fue que “la consecución de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas contribuirán de manera crucial al progreso en el cumplimiento de todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible y sus metas, y que la protección y la plena realización de sus derechos humanos son esenciales para alcanzar un crecimiento económico sostenido y un desarrollo sostenible inclusivos e igualitarios, y a este respecto recomendamos una mayor integración del enfoque de género en las políticas y estrategias nacionales de desarrollo sostenible”.

De esta manera, se considera prioritario implementar leyes y políticas que garanticen la igualdad, desarrollar políticas con enfoque ecológico para reducir el embarazo adolescente, las uniones tempranas, la violencia de género y la prevención de infecciones por VIH, estrategias para que las adolescentes acaben la secundaria y reciban educación integral en sexualidad, universalizar el acceso a los servicios sociales básicos, generar la información necesaria para la toma de decisiones políticas que reduzcan la desigualdad y fomentar el desarrollo de plataformas ciudadanas, incluyendo infraestructuras y redes de voluntariado.

Además, afirma el documento, las mujeres y las niñas no deben ser únicamente consideradas como víctimas de violencia sino por su potencial como agentes de cambio: la reducción de la desigualdad de género podría propiciar un aumento de hasta 14 por ciento del Producto Interno Bruto de un país.

Mujeres y VIH

En 2009, se registraron alrededor de 270 mil nuevas infecciones de VIH en niños que habitaban en países de África subsahariana, los cuales eran parte del actual Plan Global hacia la eliminación de nuevas infecciones de VIH en niños para 2015 y mantener a sus madres vivas. En aquel momento, sólo 36 por ciento de las mujeres embarazadas con VIH tenían acceso a medicamentos antirretrovirales para prevenir la transmisión del virus a sus hijos y sólo 15 por ciento de la población infantil que vivía con VIH tenía acceso a una terapia antirretroviral.

De acuerdo con Onusida, que realizó una evaluación del plan en abril pasado, su implementación permitió la reducción de nuevas infecciones en niños en un 60 por ciento y redujo a la mitad el número de muertes por sida de mujeres en edad reproductiva.

Sin embargo, al año, se siguen registrando unas 150 mil nuevas infecciones en población infantil en todo el mundo. Más de la mitad de ellas ocurren durante el período de lactancia. Además, se registra un bajo índice de examinación y medicación en edades pediátricas.

Comments
comentarios de blog provistos por Disqus