Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2016 / 11 / 30 / Respiración obstruida
× Portada Guardada!

Respiración obstruida


La tos, frecuentemente con flemas, es el principal signo de la bronquitis. Esta afección consiste en la inflamación de los bronquios, los canales que transportan el aire que respiramos hacia y desde los pulmones. Cuando esos conductos se inflaman, además de cerrar el espacio por el que circula el aire, tienden a producir mucosidad, lo que dificulta todavía más la respiración.

La bronquitis puede ser aguda, es decir, que dura sólo unos días, o crónica, que permanece por un largo periodo (a veces, no se cura del todo). La aguda se asocia con infecciones respiratorias por virus o por bacterias, generalmente vinculadas a los resfriados comunes. En este caso, se acompaña de síntomas como cansancio, fiebre baja, dificultad para respirar y flemas, que pueden ser transparentes o bien de color verde o amarillo, en cuyo caso hay que sospechar de la presencia de bacterias. El tratamiento debe enfocarse en atacar la infección por medio de antivirales o antibióticos, según se requiera. La bronquitis aguda desaparece en un plazo de siete a diez días, aunque la persona puede continuar con tos seca durante algunas semanas.

En el caso de la bronquitis crónica, se trata de una irritación permanente debido a la exposición a contaminantes ambientales, como los químicos, el humo, el polvo y la principal causa: el humo de tabaco. Esta condición puede afectar no sólo a las personas fumadoras, sino también a los fumadores pasivos, es decir, aquellos que inhalan el humo de quienes fuman. No obstante que puede ser permanente, esta enfermedad también puede ser tratada por un especialista (en neumología) para que la persona recupere su calidad de vida.


Comments
comentarios de blog provistos por Disqus