Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2016 / 10 / 05 / Enfrentar el final
× Portada Guardada!

Enfrentar el final

La dulce compañía de los difuntos. En su libro más reciente, Recordar a los difuntos (Sexto Piso, 2015), el doctor y escritor Arnoldo Kraus insiste en una definición pertinente: difunto es aquel que ha cumplido, el que ha terminado. En este sentido, la partida de los seres cercanos no significa, no debiera significar, una pérdida ineluctable. A partir de la evocación de los últimos días de la vida de su madre Helen, a sus 89casi90 años, el autor elabora una vigorosa meditación sobre lo que significa para muchos de sus pacientes el presentimiento de una muerte inminente, y también sobre la manera en que los familiares y amigos de esas personas viven la anticipación del duelo o los saldos afectivos de la desaparición del ser querido. Y anota lo siguiente: “pensar con la mirada” es un proceso mediante el cual muchos ancianos viven intensamente el presente –el dolor de ese único tiempo disponible– rememorando un pasado ya lejano, a menudo el tiempo privilegiado de la infancia. En la nebulosa de una demencia senil, Helen, la protagonista entrañable de este libro, advierte cómo la casi totalidad de sus amigos ha muerto ya, pero pese a esa lucidez lacerante los invoca todavía como seres siempre vivos, presentes en su vida cotidiana. A sus 89casi90 años, Helen se encuentra de nuevo lista para ir a la escuela o para atender algún reclamo o solicitación de Moisés, el marido muerto hace 20 años, o para preguntar por los amigos que sucumbieron en el Holocausto, o por los que habiendo sobrevivido guardaron siempre viva la memoria de los desaparecidos. Como lo hace ella, o el autor mismo, o posiblemente también el lector de este libro, quien comprenderá con Norbert Elias, autor de La soledad de los moribundos, que “la única forma en que siguen viviendo los muertos es en la memoria de los vivos”. La cercanía con los difuntos, sugiere Arnoldo Kraus, es una buena escuela para entendernos, de una manera sensata, con nuestro propio final inevitable.

Comments
comentarios de blog provistos por Disqus