Director fundador | CARLOS PAYAN Director general | CARMEN LIRA SAADE • Director Alejandro Brito Lemus

SALUD SEXUALIDAD SOCIEDAD

ARCHIVO HISTÓRICO

Número

Usted está aquí: Inicio / 2016 / 08 / 31 / La mujer en eterno movimiento
× Portada Guardada!

La mujer en eterno movimiento


Una belleza contundente era la carta de presentación de Nahui Olin, artista y musa mexicana de principios del siglo XX.

Hija del general Manuel Mondragón, un consentido del porfiriato, la niña bautizada como Carmen nació en 1893. Recibió una refinada educación, entre París y México, y desde pequeña ya reflexionaba sobre la vida y la energía que alojaba en su ser y con la que no sabía qué hacer. “Soy una llama que se consume a sí misma y que no se puede apagar”, escribió una vez.

Se casó a los 20 años con Manuel Rodríguez Lozano, por entonces un militar adolescente (después se convertiría en pintor). Al cabo de ocho años, esa unión agonizaba y ella empezó una relación con Gerardo Murillo, el Dr. Atl, quien la ungió con su nuevo nombre: Nahui Olin, “movimiento perpetuo” en náhuatl.

Ella aceptó con entusiasmo ese apelativo y dio rienda suelta a su capacidad creativa: fue escritora, poetisa y una prolífica, aunque no reconocida pintora.

Rompió los esquemas de su época al abrazar su sexualidad sin ningún pudor. Fue la primera modelo de desnudo en una exposición fotográfica. A ésta le siguieron incontables fotos y pinturas de renombrados artistas, entre los que se cuenta Diego Rivera.

Su hermosura y sus pasiones, consumadas después con otras varias parejas, lograron opacar su aportación al arte desde la mirada femenina. Fue tal el peso de su beldad que cuando ésta se acabó, su vida comenzó a apagarse. Pasó sus últimos años sola y demente en una casa del centro de la Ciudad de México. Así la encontró el fin de sus días en 1978, en los últimos años de un siglo que mostró no estar preparado para encarar a Nahui Olin.


Comments
comentarios de blog provistos por Disqus